miércoles, 1 de junio de 2011

El gato sobre el tejado

-Desde la Calle Numancia se ve, me dijeron.
-No puede ser. He pasado cientos de veces y no me he percatado de semejante singularidad escultórica. Debo estar perdiendo facultades. Además ¿Qué pinta un gato sobre una de las cubiertas de la Plaça del Paisos Catalans?
-¡Y yo que se!. Será una licencia poética que se tomó el arquitecto en un día de inspiración.
Pues bien, era cierto. Sobre la pérgola baja hay una escultura de un gato a tamaño real. Solo es visible desde el lado de Numancia.
Gracias a la transparencia de la pérgola también se puede ver desde abajo, pero como le tengo mucho aprecio a mi vida he preferido quedarme más allá del alcance de los skaters que habitan debajo de ella.



2 comentarios:

  1. Seguro que el arquitecto mientras trabajaba tenía la compañía de un gato, por ello le dedicó esa esculturaa. Se puede pensar cualquier otra cosa.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  2. Que fuerte! nunca me había fijado, igual significa buena suerte para quién se fije ;)
    Y mira que es una zona de mucho tránsito..

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails